Retos

Un objetivo: un olímpico en 2011 VILLA DE MADRID. Un sueño: un medio algún día ELCHE EN 2012. Una utopía: un ironman no sé cuándo

lunes, 25 de julio de 2011

Semana 18 a 24 de Julio

Con los días tan largos, llevo haciendo entrenamiento doble desde hace unas 3 semanas. Ejemplo de esta semana pasada:

Lunes: 5 km en Retiro y 1 km natación en piscina urbanización (la M-86 está cerrada hasta septiembre)
Martes: 5 km en Retiro y 1/2 h en rodillo
Miércoles: 1 km natación
Jueves: 5 km Retiro
Viernes: 5 km Retiro y 1 km natación
Sábado:  1 km natación y 15 km bici montaña
Domingo: 50 km bici carril Colmenar

Y aquí van los acumulados desde 21 de marzo:

Carrera: 151 km
Natación: 67,65 km
Rodillo: 11 h
Bici: 705 km

miércoles, 20 de julio de 2011

Semana 4 al 17 de julio

Con el Tricros del Barraco por medio he realizado en estas dos semanas pasadas:

Carrera: 5 km en El Retiro
Natación: 7 km (incluyendo 1,5 en el embalse El Burguillo)
Rodillo: 1 h
Bici: 80 km (60 en el carril bici Colmenar y los 20 km del Barraco)


Y aquí van los acumulados desde 21 de marzo:

Carrera: 131 km
Natación: 63,65 km
Rodillo: 10 h y media
Bici: 640 km

lunes, 11 de julio de 2011

Retirado por requemado (Crónica Tricros El Barraco)

Hola a Tod@s

Ayer participé, junto con Miguel y Chema del Club Triatlón Las Rozas, en el Triatlón Cross El Barraco (Ávila) organizado por Marlins (1.5-20-8 km). Ante todo dar las gracias a la Organización, perfecta de principio a fin, cuidando al Triatleta en todos los detalles, y a un precio más que ajustado (20 euros la inscripción).

El día empezó muy temprano ya que me levanté a las 5:30 h. Había quedado con Miguel en Colmenarejo a las 6:15 h, así que cargué los trastos en el coche y luego en Colmenarejo hicimos el traslado de los mismos a la furgo de Miguel. Cogimos camino de Valdemorillo, Colmenar de Arroyo, Chapinería, San Martín de Valdeiglesias, El Tiemblo y llegamos a El Barraco como a las 8 menos cuarto (más pronto de lo esperado, el año que viene podemos dormir al menos media hora más). Nos dirigimos al polideportivo, había gente de Marlins y del pueblo organizando ya el tinglado, y nos vamos informando de que la bici es realmente dura, que nos lo tomemos con tranquilidad. Como aún era pronto decidimos descansar hasta las 8:30 h dentro de la furgo.

A esta hora ya empieza a llegar bastante gente, así que recogemos el dorsal y empezamos los preparativos, cuando nos encontramos a Chema. No sabíamos que venía pero allí donde halla una bici exigente, allí va Chema. La salida en el embalse de Burguillo es a las 10:30 h, y Miguel y Chema deciden bajar en la bici desde El Barraco. Yo prefiero guardar fuerzas así que, como el autobús ya había salido, bajé en la pickup del señor Alcalde.

La mañana está estupenda, buena temperatura, también la del agua. Hay muy buen ambiente, con mucha gente acompañando a los/as Triatletas. Con el retraso en la colocación de las bicis en la transición, y la explicación del recorrido de la natación, la salida se retrasa hasta casi las 11 h. Tenemos que dar dos vueltas a un recorrido de ida/vuelta hasta el puente, y me encuentro muy bien, así que hago la mejor natación posible, saliendo del agua en 27:50 minutos.

Salgo en bici optimista, con buenas sensaciones, pero a los 2 kilómetros pincho atrás y aquí empieza el calvario. Me paro y cambio la cámara, pero ni la válvula está bien, ni tampoco la bomba portátil que llevo. Así que bajo un sol de justicia empiezo a pensar en la retirada. En esto llega la pickup escoba y me intentan ayudar a inflar la rueda, pero imposible, así que con otros dos compañeros también retirados por rotura de cuadro y pinchazo, nos subimos en la pickup y vamos siguiendo la carrera desde la cola. Como a 3 km nos encontramos un grupo de 5 Triatletas del CTOA. Pensábamos que todos retirados, ya no entrábamos en la pickup, pero resulta que el pinchado era uno y los otros 4, en un compañerismo que nunca había visto, habían parado a ayudarle (admirable). Me dejan su bomba y tras 15 minutos de dale que dale, por fin, mi rueda trasera coge presión y decido intentar terminar el recorrido de bici, ese que tantos nos habían descrito como duro pero bello, un reto para cualquiera que le guste la bici de montaña. Voy poco a poco detrás de los Triatletas del CTOA, y el recorrido se va complicando, tanto que en un repecho duro tengo que echar pie a tierra. Tras coronarlo, vuelvo a subirme a la bici y vamos acercándonos a El Barraco, atravesando caminos de parcelas, un establo de ovejas, etc. El sol ya me va haciendo mella, más que el recorrido. En El Barraco, nos dan un bidón de agua fresca que me sabe a gloria, voy el último y me cruzo con Triatletas que están ya en la carrera a pie. A mi me falta lo más duro, la subida al cerro. Empiezo poco a poco, el recorrido se va complicando entre los pinos, hay tramos de arena que frenan casi la bici por completo y subo como 2 km con el plato pequeño y el piñón grandote. Pero ya voy requemado por el sol, así que en lo más duro vuelvo a echar el pie a tierra, y ya hasta la cima. Aquí me acuerdo de lo que nos dijeron de la bajada, que mucho cuidado pues es muy empinada y con firme peligroso. Y efectivamente, se las trae la bajada, tanto que de la tensión de agarrar el manillar, no tengo ni fuerzas en las manos para cambiar de piñón ni plato. De ir de pié y con el traqueteo, se me cargan las lumbares y parece que el riñón derecho también se quiere quejar, así que al llegar al polideportivo donde está la transición, decido retirarme, después de 2 horas de bici (qúe guerra me has dado hoy!).